50
35
Entry Title

Robachicos institucionales. Por Roberto Castañeda

En días pasados la CNDH hizo algunas recomendaciones al actual gobierno de Sonora mediante oficio 9VG/2017, con relación al caso de varios centenares de niños a cargo del DIF y la Procuraduría de Defensa del Menor, durante la administración “Padrecista”, de los que no se tiene certeza de su destino final, para lo cual dio un plazo no mayor a tres meses para investigar y generar información al respecto.

Se trata de 682 niños (SEICIENTOS OCHENTA Y DOS NIÑOS) de los cuales según los informes proporcionados por el DIF estatal, no aclaran el destino final de estos infantes, se trata también del caso de adopción de 110 infantes que presenta o dilación o irregular integración de averiguaciones de los agravios que pudieran haber recibido, se trata de 17 menores cuyo certificado de nacimiento contienen datos falsos respecto a la identidad de sus madres, por personal también coludido en el IMSS, así como los daños físicos y psicológicos del que fue objeto un menor, todo esto durante los años del 2009 al 2015.

Así como se lee, todo este maremágnum legal, psicológico y de tráfico de menores, que se dio durante la “administración” de Padrés en la dirección del DIF estatal y La Procuraduría de Defensa del Menor, donde se habla de que incluso, había recorridos para posibles padres adoptivos por los cuneros para “escoger” a los niños, y que dichos recorridos eran encabezados por quien tenia la titularidad del DIF en ese momento, al menos es lo que se comenta.

Tan grave como increíble,  este caso sería gran escándalo internacional en otras naciones donde hubieran rodado cabezas al más alto nivel, pero aca en nuestro México, NO PASA NADA, algunos de los indiciados ya salieron de la cárcel y otros ni han sido llamados a cuentas.

Hoy tenemos un  gobierno estatal que no origino este terrible delito, pero que si continua en responsabilidad de encontrar el hilo conductor hacia los responsables para que caiga sobre TODOS ELLOS el peso de la ley, por todas las anomalias que por “recomendación” de la CNDH, deben ser invetigadas, correctamente integradas e informadas.y de las cuales en definitiva saldran varias causas de responsablidad penal de gravedad.

Desconozco legalmente cuales puedan ser los argumentos legales y responsabilidades que se le puedan fincar a los entonces funcionarios, lo que si sé a ciencia cierta, es que esta es la mayor  y mas grave inmoralidad, la más grande afrenta de una administración estatal (la de Padrés) a la institución fundamental de la sociedad, LA FAMILIA, porque aquí está de por medio, el daño permanente a los infantes, a su padres y a toda su familia, incluido en esto quizás tambien, los padres adoptivos que bien pudieron ser engañados en algunos casos.

Y no crea usted que esto fue con un origen equivocado o malinterpretado de bienestar de los niños, ¡no!,  el caso aquí trata de dinero, ese del que durante la administración de Padrés y sus “secuaces” (que no funcionarios), parecieron no tener ni llene, ni límites.

Institucionalizaron el delito  a tal grado, que ni siquiera una de las instituciones más respetadas como lo es el DIF, pudo salvarse de sus tropelías y abusos de poder.

Hoy hay centenares de niños y de sus familias que están en espera de que alguien haga justicia por ellos, si en algo tan importante y tan básico como lo es la familia, los mexicanos y los sonorenses no podemos tener certeza y justicia, entonces, estamos podridos y destinados al fracaso como nación.

Es el momento de covertir la voluntad politica en acción legal.

Autor: Roberto Castañeda

Roberto Castañeda

Heredando desde su familia la pasión por los medios de comunicación, Roberto Castañeda ha sido directivo de Radiodifusoras en el Noroeste del Pais, ha incursionado en diversos medios impresos y electronicos, descubriendo en la tecnologia una nueva pasión a la que se entrega por completo en el sueño de una sociedad mas justa.

Noticias Relacionadas

0 Comentario(s)

Deja tu comentario